El drama del Taekwondo chileno

Deporte(s):

Carlos Liebig y Cristhian Barceló no viven sus mejores días como taekwondistas nacionales, luego de ser marginados del seleccionado nacional que participará en el mundial de México que se realizará entre el 13 y el 22 de Julio.

Foto: ADO Chile

Foto: ADO Chile

Mediante correo electrónico y sin mayor explicación, los taekwondistas nacionales Carlos Liebig, octavo del ranking mundial, y Cristhian Barceló fueron marginados de la selección nacional luego de haber participado de los controles correspondientes a principios de junio y ganando sus respectivas categorías.

“En grandes términos, (el correo decía) que estábamos marginados del proceso para ir al campeonato mundial y que me liberaban de toda responsabilidad como deportista”, indica el viñamarino Carlos Liebig en nota exclusiva al Canal Vive! Deportes de VTR.

“Cuatro días antes, nos corta vía correo, sin una explicación, incluso antes de eso no se nos advirtió de nada, fue sorpresivo todo. Yo me estaba tomando en café cuando recibí el correo, lo leí y quedé choqueado”, señala Cristhian Barceló.

No es primera vez que estos deportistas tiene roces con la federación, durante el verano, Liebig y Barceló más victoria Álvarez, que se encuentra en México, enviaron una carta expresando malos manejos deportivos por parte de la directiva, sintiéndose perseguidos por ser discípulos de Felipe Soto.

En este sentido, el reglamente Proddar, al cual pertenecen los deportistas, ellos tienen la libertad de elegir con quien entrenan.

“Me siento horrible, con mucha pena”, finaliza Carlos Liebig, quien por exámenes finales de la universidad, hubo días en que no pudo asistir a los entrenamientos en el CEO.

La federación hasta ahora no ha emitido un comunicado o algo parecido, para conocer su versión de los hechos, es más, Barceló escribió a la federación y aún no obtiene respuesta.

Lo ciertos es que no es la primera vez que vemos enfrentados a los deportistas con sus federaciones, reafirmando que debe existir un ministerio del deporte fuerte, que pueda fiscalizar este tipo de situaciones y con políticas deportivas claras, para que el deporte nacional vaya creciendo y no nos disparemos en los pies, como tantas veces ha pasado.

Nota completa, créditos de Jorge Yovanovich.

Palabras de Carlos Liebig.


Comentarios

comentarios

« »